Los jugadores de NBA deben informar antes del 24 de junio si van a ir a Orlando.

La Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto de Estados Unidos informó a sus integrantes de que tienen hasta el 24 de junio para informar a sus respectivos equipos.

Si planean participar en la reanudación del campeonato de la NBA, en la «burbuja» de Walt Disney World Resort, de Orlando (Florida).

En el memorando correspondiente indica que la liga y el sindicato han acordado que cualquier jugador que elija no formar parte del reinicio de la temporada.

Tendrá su compensación económica reducida en un porcentaje de 1/92,6 por cada partido no disputado hasta un límite de 14 encuentros.

Cualquier jugador que elija no formar parte del reinicio de la temporada tendrá su compensación económica reducida.

Ese porcentaje proviene de la fórmula utilizada si la liga invocara fuerza mayor sobre los jugadores. Sin embargo, no habrá más reducciones salariales si un jugador elige no jugar.

Mientras que los jugadores que elijan no ir a Orlando recibirán un pago fijo, el texto explica cómo se harán excepciones tanto para los jugadores «protegidos» como para los «excusados».

Los jugadores «protegidos» son aquellos que se cree que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave a causa del coronavirus. Los jugadores que reciben esa designación de sus equipos pueden ser excusados y no perder ningún salario.

Los «excusados» son aquellos que un panel de tres médicos determine que tienen mayor riesgo de enfermedad grave por coronavirus.

Cualquier jugador que desee ser incluido como excusado debe notificarlo a su equipo y al sindicato antes del 25 de junio.

Una vez que los jugadores lleguen a Orlando el que abandone el campus de la NBA sin aprobación previa deberá pasar por una serie de procesos al reingresar, que incluyen.

Cualquier jugador que desee ser incluido como excusado debe notificarlo a su equipo.

Pruebas mejoradas (incluidas las pruebas de extracción de muestra nasal profunda); un período de cuarentena de 10-14 días; una reducción en la compensación por cualquier partido en el que no pueda jugar como resultado de su ausencia del campus y / o la cuarentena.

Esto se ajustará a las mismas pautas (1 / 92,6) por cada partido no jugado y no excederá de 14) que los jugadores que decidan no ir a Orlando.

Según el memorando, los equipos se alojarán en tres propiedades en Disney World: Gran Destino Tower en Coronado Springs, Grand Floridian y Yacht Club.

Otros aspectos destacados del documento son que los jugadores tendrán acceso a un salón exclusivo con televisores, juegos, videojuego NBA2K y ping pong, entre otras ventajas, como un conserje VIP disponible las 24 horas.

El memorando añade que el entretenimiento podría incluir proyecciones de películas y sets de DJ.

En cuanto a los alimentos, cada equipo tendrá asignado un grupo culinario de Disney.

Estarán disponibles salidas patrocinadas por equipos.

«Para crear menús de equipo individualizados, apoyar las necesidades dietéticas del equipo y garantizar que se sigan las pautas de salud y seguridad».

Según el documento, los jugadores recibirán «tres comidas recién preparadas al día y cuatro cuando haya competición».

También estarán disponibles salidas patrocinadas por equipos para ir a restaurantes privatizados, o a paseos en bote, bolos, pesca y golf.

Los jugadores tendrán acceso a servicios de capellán virtual, yoga y meditación, sesiones virtuales de salud mental y servicios de salud mental.

Otras comodidades serán la disponibilidad de peluqueros, manicuristas, pedicuristas y trenzadoras de cabello con cita previa.

El memorando también detalla las seis fases de participació.

La fase 1, que va desde este martes hasta el próximo lunes.

Por las que pasarán los jugadores hasta el 13 de octubre, el último día posible en que se podrían jugar las finales de la NBA.

La fase 1, que va desde este martes hasta el próximo lunes, incluye plazos para que los jugadores se reporten a sus ciudades de origen.

Como fue el lunes 15 de junio para los jugadores que regresaban del extranjero, a los que seguirán los que retornen de otros lugares de Estados Unidos.

Deja una respuesta